viernes, 22 de julio de 2011

S.O.S. llamada a la unidad

Siguiendo estos días el Foro de la Sur, veo que, o hay mucho troll, como se dice en el argot de la red, o, efectivamente, tenemos un problema de unidad. Es importante que tengamos claro nuestros objetivos:
  • Enseñanza Pública: como un derecho universal, irrenunciable y gratuito.

  • Enseñanza Pública de Calidad en cualquier nivel, de forma gratuita y como base para garantizar un futuro mejor para nuestros alumnos.
He visto de todo estos días: gente que ataca a las familias, que si los alumnos son lo peor y vamos a por ellos, que cuanto más daño hagamos mejor, y que si yo me manifesté más que tú, o que el hecho de tener plaza o no te hace más implicado o menos... y mención a parte del tema político, que en este país nos encanta tanto colgarnos etiquetas... Me entristece profundamente esto y veo claro cuál es el motivo por el que se lleva sin conseguir algo decente en educación desde hace tiempo: sólo nos importamos nosotros mismos.

Señores YA ESTÁ BIEN. HAY QUE DESPERTAR.

Estamos todos en el mismo barco, debemos olvidar los temas que nos han podido desunir en el pasado y no pensar en terrenos parcelados, sino en la defensa común de estos dos objetivos primordiales. Las acciones a tomar deben ser consensuadas e implicar a todos los niveles y miembros de la comunidad educativa. No lo olvidemos, por favor.

Hay muchas iniciativas que podemos llevar a cabo y algunas están prosperando mejor que otras, pero el objetivo es difundir, informar y recabar apoyos, de manera que en Septiembre, si llevamos a cabo las iniciativas que sean, y finalmente acaban en una huelga, cada uno de nosotros pueda sentirse representado en esta lucha y pensar que tiene el poder de cambiar el futuro en sus manos. De otro modo, mejor apaga y vámonos.

Es alucinante ver cómo Internet puede servir de plataforma para lograr nuestro objetivo. La gente hace lo que puede desde donde puede hacerlo (ahora no podemos criminalizarnos por estar de vacaciones): mails a amigos, conocidos, ex-alumnos, ampas del barrio (infantil, primaria, secundaria, lo mismo da), alumnos... todos estamos ahí, en alguna parte de la nube: facebook, twitter, foros, o, simplemente, un mail...

Quienes me conocéis sabéis que no nací con el don de la palabra, y menos si me puede la desesperación. Mejor que yo, lo explica un compañero al que no conozco de nada, pero es de los que más se están moviendo en este foro que os he comentado antes. Se llama Daniel, y estas son sus reflexiones acerca de lo que está pasando...

Ayer acabé muy decepcionado.

Tras la Asamblea estaba ilusionado, motivado para emprender todo tipo de acciones pero tras una mañana intensa en el foro y leyendo los mensajes de algunos compañeros sufrí un fuerte bajón de moral.

Creo que somos un colectivo muy seccionado y que cada uno esperamos que los demás sean los que se unan a nuestra pequeña causa: los interinos por los despidos, los funcionarios en contra de los directores, los profesores contra maestros, etc Cada sector pide una cosa parcial.

La UNIDAD no significa que todos se unan a mi causa, sino buscar cuál es la causa que nos une.

Especialmente irritante fueron algunos mensajes de compañeros despreciando a padres y alumnos, todo con tal de justificar una "huelga salvaje" como único medio posible, casi como el objetivo a conseguir (la huelga es un medio, no un objetivo).

Creo que una huelga es un medio más a tener en cuenta, pero eso ya se hablará a partir del 1 de septiembre en las asambleas de centro.

Me parece que la idea de insistir en la huelga no divide más. Se pide de nuevo unión en torno a las propias ideas, pero no se buscan qué ideas tenemos en común.

Gracias a una carta de una compañera (a la que no conozco personalmente y a la que nunca he dado ni dos besos) que, sin saber ella, pensaba y sentía igual que yo. Gracias al compañero que ha colgado el artículo de "Carta de la Bolsa" y a otro que secundó la idea del arte (no es una gran idea pero que te secunden mola), gracias a ello me he animado hoy un poco.

Creo que debemos reflexionar sobre qué es lo que tenemos en común, qué es lo que nos une y dejar de pedir a los demás que se unan a mis causas o ideas.

Todas las causas tienen algo en común: La Función Pública y La Docencia de Calidad que impartimos.

Todos somos profesores, maestros, educadores, etc. Todos nos metimos aquí por vocación, a todos nos ilusiona que nuestros alumnos aprendan lo que les enseñamos.

Vivimos en un mundo donde las ideas neoliberales de "menos estado y más mercado" campan a sus anchas, donde la imagen del funcionario y del profesor ha sido pisoteada sin que dijéramos nada, ni siquiera un poco de autocrítica.

También es un mundo democrático, donde es el pueblo el que decide, donde los políticos quieren manejar al pueblo pero saben que es el ciudadano el que tiene el control.

Por eso esta lucha debe no debe ser para VENCER sino para CONVENCER. Para convencer al ciudadano de que somos necesarios, de que le benefícia nuestra labor, de que si dejamos la educación en manos del mercado tendremos, como sociedad, profesores peor cualificados, más baratos y que solo tendrán buena educación los que tengna más dinero y algún becado.

Ahora la Educación Pública es muy necesaria, de hecho han aumentado el número de matriculaciones, la gente la demanda.

Creo que tenemos muchos argumentos (hay que usar la lógica que emplea la gente, no la nuestra) para convencerles:

  • un profesor mejor pagado es un profesor mejor (como los coches);

  • en la Pública es imposible el adoctrinamiento porque se elige al profesor por mérito, no por filiación a ninguna causa;

  • en la Pública caben todos, desde alumnos brillantes (ver los resultados del premio extraordinario de la ESO, con la mitad de lo aprobados viniendo de centros públicos) hasta alumnos con deficiencia mental (que son tratados con igualdad y a los que se les da una atención y una integración; en la privada estos alumnos no lucen y no dan beneficios).
Hay muchos argumentos, pero creo que es aquí donde tenemos que incidir.

Esta partida se juega en la opinión pública, ellos serán los árbitros y decidirán quien tiene razón.


Yo no discutiré más de la huelga, ya se verá.
Yo no dicutiré más si interinos, funcionarios, maestros o PTs,

Hay que entrar en acción para aprovechar la inercia de la Asamblea.
Hay que dar una imagen de fuerza y unidad.
Para la semana que viene necesitamos una concentración multitudinaria. Los Sindicatos deben convocar a todos: profes, PADRES, maestros, idiomas, conservatorio, opositores, interionos,...
Si fuimos 1000 en la asamblea podemos ser 1000 en la puerta de la Consejería o en la Puerta del Sol.

Somos enseñantes, enseñemos lo que hacemos.

¿Para cuándo un punto de información permanente en Sol? Con pizarras Vileda portátiles, con megáfono, para explicar al que pase quiénes somos, qué queremos y por qué luchamos.

Un saludo a todo el foro y seguimos en la lucha. Lucha larga contra dos enemigos feroces: El neoliberalismo y Nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.