sábado, 23 de julio de 2011

Cabreo monumental contra los que no quieren escuchar...

Esta mañana me he encontrado una respuesta en el foro de mi pueblo, donde había anunciado el tema de los recortes de educación y las movilizaciones.

Este es el mensaje en cuestión:
"Y ¿cómo veis los recortes sociales y las medidas que está tomando el gobierno central para afrontar la crisis? ¿Se plantean tambien nuevas huelgas por esto?"

Me ha sonado a ironía y guasa. Así que supongo que he caído en la trampa, porque, tras mucho cabreo (personalmente me indigna cuando todo se reduce a temas partidarios/políticos)me he puesto a escribir. Sé que este argumento también nos lo van a tirar mucho a la cara.
Os dejo mi respuesta también, como manera de desahogarme, aunque ¡¡tengo la sensación de que me dejé mil cosas en el tintero!! No es apto para políticos acérrimos.

<< Está muy bien ampararse en una crisis para desmantelar un servicio público. Si a usted le parece que los servicios públicos (educación, sanidad, etc. ) deben ser recortados en un contexto de crisis yo le respondo que estos servicios son y deben ser universales, y, puesto que van dirigidos a todo el mundo, no deben degradarse: hay que garantizar unas condiciones satisfactorias para su prestación. Supongo que a usted no le haría gracia que un médico no le atendiese más que los tres minutos que le reservan para su atención, o que le hicieran pagar por usar una cama en un hospital público. Los recortes en Sanidad son directamente más palpables que en educación. En Educación, nos están haciendo recortar la atención a nuestro alumnado, lo que probablemente tendrá una repercusión, menos inmediata en algunos casos, pero la tendrá.

El problema es que en este bendito país, si no eres de un color político, lo tienes que ser por ... de otro. Y si te muestras en desacuerdo con lo que piensa uno, es que eres del bando enemigo. Usted pensará que, como funcionari@, al haberme bajado el sueldo, debería haber protestado (aunque por otro lado piense quizás que, como funcionari@, bien merecido lo tenía). Pues yo le explico que no fui a la huelga porque, dentro de mi forma de ser, entendí que había que hacerlo, que habría que haber tomado medidas quizás incluso mucho antes de lo que se hizo, y que cualquier gobierno hubiera tomado una medida de similares características. Le comunico que no estoy de acuerdo con la bajada de pensiones ni probablemente, muchas otras acciones llevadas a cabo por el gobierno central. Pero tampoco he protestado por ello porque puedo entender el objetivo principal de dichas medidas, independientemente de que estas tengan un mejor o peor acierto. Y creo que las medidas que se tomen con intención de salir de esta crisis pueden aguantarse dependiendo del calado que tengan. Y lo que es cierto es que, hasta ahora, estas medidas no han repercutido en la formación de las generaciones futuras que son las que pagarán nuestras pensiones (tampoco, que yo sepa, han afectado al servicio sanitario).

Pienso que las primeras medidas que deberían tomar todos los partidos políticos y administraciones serían las encaminadas a recortar gastos superfluos, empezando por reestructurar su jerarquía, evitar duplicidades de cargos, disminuir gastos de representación, asesores a dedo sin formación, informes absurdos, coches oficiales, amiguismos y un largo etc con el que me imagino que no sólo usted estaría de acuerdo. Estos recortes serían mucho más efectivos que los que intenta llevar a cabo la CM (tibios en algunos temas y feroces en otros), y, desde luego, si me permite la expresión, mucho más transparentes para el usuario.

En cambio, la medida tomada por la CM en educación no le va a suponer el gran ahorro que ellos anuncian. Quizás están practicando la filosofía de "las gallinas que entran, por las que salen" : poco después de los recortes casi salvajes en educación, este gobierno decide que las familias que llevan a sus hijos a un colegio privado/concertado deben tener descuentos en el IRPF de hasta el 60%. Estas familias, para mi, han decidido tener ese gasto porque han querido, por el motivo que sea, que quizás consista en que, a su parecer, la educación pública no garantiza a sus hijos lo que ellos quieren (y no hablo de ideologías religiosas, que cuentan con todo mi respeto). Dicho gasto es superfluo cuando la necesidad aprieta, a mi entender. Pero pregúntese por qué la Pública no puede ofrecer estos servicios que demandan estas familias: ¿faltan medios? ¿recursos? ¿personal?. Eso sí, tenga usted en cuenta que en la E. Pública no hay elitismo ninguno, porque en la Pública cabemos todos, y esto requiere también su coste en medios personales y materiales ¿por qué?: porque es un derecho garantizado por el Estado, gratuitamente, en un marco de atención a la diversidad y a la integración de todos los alumnos, vengan de donde vengan y tengan las capacidades o circunstancias personales que tengan.

Las medidas que ha tomado la Consejería, algunas de dudosa legalidad (pues contravienen a una normativa estatal de obligado cumplimiento), afectan directamente a la parte más desfavorecida de los escolares, aquellos que necesitan una atención individualizada para poder progresar, y que quizás no tuvieran cabida en la concertada o en la privada. Dichas medidas tratan de cambiar el Sistema Educativo en contra de las leyes que lo rigen. No contentos con ello, hacen desaparecer las tutorías, que son fundamentales, pues con frecuencia se presentan ciertas problemáticas que sólo pueden prevenirse o tratarse en grupo, vendiéndolo como algo novedoso y bueno para los docentes y los alumnos. Por tanto, protestaré contra esta Consejera de Educación, que ha sido quien ha tomado esta medida, y contra la Presidenta, que no se lo impide. Si hubieran sido de otro partido político, protestaría EXACTAMENTE igual, aunque usted no se lo crea.

Si a usted le apetece, le informo en qué consisten estas medidas (pues considero probable que las desconozca) y el por qué del malestar entre los profesionales y las familias. Ni siquiera a los medios de información, que ya se han hecho eco de la noticia, les interesa entrar en profundidad en esta cuestión, pero a mi no me importaría explicárselo en detalle, de veras.>>

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.